Tratamiento de la hiperhidrosis

En 2020 se considera que el mejor tratamiento para la hiperhidrosis es mediante la radiofrecuencia. Un ejemplo de la aplicación de este método es el dispositivo Morpheus8 de InMode. Está compuesto por microaguja y utiliza radiofrecuencia para realizar varios tratamientos dermatológicos, entre ellos el de este trastorno.

La radiofrecuencia fraccionada que usa este tipo de dispositivos penetra en la piel a una profundidad de 4.000 micras realizando el tratamiento específico que es mínimamente invasivo, seguro y altamente efectivo. Los resultados suelen ser inmediatos y visibles desde la primera sesión que hace el paciente. Gracias a estos beneficios la persona se siente seca y cómoda con lo cual se restaura su confianza y mejora su vida social.

Los tecnología de la radiofrecuencia para el tratamiento de la hiperhidrosis se puede aplicar a las zonas donde se más habitualmente se presenta el exceso de sudor: axilas, las manos y los pies.

Cómo actúa la radiofrecuencia

La punta de las microagujas están diseñadas para hacer un daño térmico (mediante calor) debajo de la piel el cual reduce las glándulas sudoríparas de la zona del cuerpo tratada en una sola sesión. Al reducirse dichas glándulas se consigue eliminar las manchas de sudor y combatir también el olor corporal.

Cómo se realiza el tratamiento de la hiperhidrosis

Antes de empezar el tratamiento el especialista pone una crema anestésica en la zona del cuerpo que se va a tratar: axilas, manos o pies. Después se aplica el tratamiento de radiofrecuencia que da pocas molestias.

Qué pasa después del tratamiento

Es posible que tras realizar el tratamiento el paciente tenga una inflamación leve en la zona. Puede aparece unos pequeños hematomas o unas costras también de pequeño tamaño allí donde se aplicó el tratamiento de radiofrecuencia. Estos efectos se curan a los 4-7 días después.

El dermatólogo que ha realizado el tratamiento receta una crema de recuperación con efecto calmante que se puede aplicar de forma tópica en la zona tratada durante dos días después de haberse aplicado la radiofrecuencia.

El paciente notará que deja de sudar de una forma excesiva a las 2 a 3 semanas después de haberse aplicado el tratamiento. A los meses es cuando se obtienen los resultados completos y definitivos. Testimonios de numerosos pacientes que se han sometido a este tratamiento han manifestado Son resultados permanentes que cambian la vida, según explican ellos mismos.

En raras ocasiones ha sido necesario realizar una segunda sesión de radiofrecuencia.

Otros tratamientos

Durante muchos años, antes de llegar el uso de la radiofrecuencia, se han aplicado diversos tratamientos para abordar el exceso de sudor con diferentes resultados, esto son algunos de los más conocidos:

  • Simpatectomía toracoscópica. Una intervención quirúrgica
  • Inyecciones de botox. La toxina botulínica ha sido un tratamiento seguro y eficaz para la hipersudoración.
  • Medicamentos anticolinérgicos. Algunos ejemplos son el glicopirrolato y la oxibutinina

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies